Interpretación del Derecho Foral por un abogado de herencias en Barcelona.

Si bien la mayoría de las normas que conforman el Derecho Público español son comunes a todas las Comunidades Autónomas (Derecho Penal, Penitenciario, Procesal, etc…), no ocurre lo mismo con el Derecho Privado, especialmente con el Civil. Eso se debe al reconocimiento, en favor de algunas de aquellas, de los Derechos Forales, entendidos éstos como particularidades legales derivadas de los derechos históricos de algunas zonas geográficas. De ahí que las normas con las que debe trabajar un abogado de herencias en Barcelona sean ligeramente diferentes a las que manejan otros abogados.

El derecho de sucesiones
El ordenamiento jurídico, no sólo de Cataluña, sino de todo el país, dada la inextricable unión que existe entre una persona y su patrimonio, permite que cualquier ciudadano pueda disponer de sus bienes más allá de su propia existencia. Por eso cuando alguien, estando vivo, regala un bien, se considera que hace una donación; mientras que para hacer lo mismo con vistas a regular su muerte necesita un testamento.
Por lo tanto, el testamento es el documento a través del cual una persona expresa su última voluntad. Se tratan de dos de las instituciones civiles más extensamente reguladas, los testamentos y las sucesiones, teniendo en cuenta todos los intereses que se ven afectados cuando entran en juego.

Especialidades forales
No se puede hacer referencia aquí a todas las normas especiales que contiene el Código Civil Catalán en materia de herencias, pero sí destacar algunas: se restringe la legítima del cónyuge y, quizá lo más destacable, se reconocen los codicilos y las memorias testamentarias.
El codicilo supone una ampliación del testamento. Es utilizado para complementar éste, evitando tener que hacer uno nuevo. Es cierto que presenta algunos límites (básicamente, no afectar a las instituciones hereditarias).
Las memorias testamentarias, que dan mucho trabajo a los abogados especialistas en herencias en Barcelona, son una especie de pequeño testamento, pensado para disposiciones de poca entidad, ya que no pueden exceder del 10% del caudal hereditario y, además, deberán recaer sobre dinero, objetos de uso personal, etc… Si hacen referencia a un testamento anterior, funcionarán como codicilos.

Un abogado de herencias en Barcelona puede resultarle realmente útil
Piense en la siguiente situación: un heredero renuncia a su herencia por motivos personales; sin embargo, después se entera de que el causante le dejó, a través de un codicilo y en concepto de legado, un objeto por el que siente mucho aprecio (una colección familiar, por ejemplo). Los demás herederos no pueden privarle del legado, pues el Código establece que quien renuncia a la herencia no tiene por qué renunciar al legado deferido a su favor; perfectamente puede aceptar uno y repudiar la otra, o viceversa.
Gracias a esta interpretación de la norma muchos legatarios se han visto favorecidos. El último caso del que he tenido noticia, que hace referencia a la colección del ejemplo, supuso un beneficio de 3.000€ para la persona que lo aceptó.

Con este artículo no pretendo sino darle unas directrices básicas acerca de la importancia que tiene el trabajo del abogado en materia de sucesiones, donde tantas y tan complejas normas intervienen. Muchas veces una interpretación favorable a sus intereses le resultará tremendamente satisfactoria.

La figura del abogado en Murcia frente a los accidentes de trabajo.

Quizá el campo del Derecho, en términos generales, haya sido donde sus profesionales mejor entendieron la importancia de la especialización. Al tratarse de un ámbito, el jurídico, tan sumamente amplio, cada uno de los abogados que trabajan en España debe tratar de distinguirse del resto ofreciendo a sus clientes un conocimiento preciso de un área legal determinada. Por eso quiero aquí hacer una sucinta mención a los servicios que un abogado en Murcia puede ofrecerle si ha padecido un accidente laboral.

Situaciones muy reguladas
Con la finalidad de proteger los derechos de los trabajadores, el mundo laboral presenta multitud de normas destinadas a controlar todas sus manifestaciones. Cuando se produce un evento dañoso en el que se ve envuelto un trabajador, entran en funcionamiento normas de asistencia, tanto públicas como privadas.

La Seguridad Social
Entendida como un servicio público, la Seguridad Social se encargará de pagar una prestación por la incapacidad que sufra el accidentado. Dependiendo de la gravedad de la situación, la ayuda adoptará un carácter temporal o indefinido.
En algunos casos, a modo de sanción extra al empresario, podrá obligarse a éste a incrementar la prestación de su empleado (hasta en un 50%).

Seguros empresariales
Como son muy variadas las coberturas susceptibles de ser contratadas por una empresa, me gustaría destacar que es muy frecuente que éstas concierten con una mutua un seguro de responsabilidad, en virtud del cual a todo trabajador accidentado, independientemente de su diligencia o falta de ella (negligencia), le corresponderá una cantidad en caso de accidente.
Por ejemplo: una empresa del sector de la automoción puede pactar con su mutua, al margen de las indemnizaciones por lesión o daños, que cualquier trabajador accidentado reciba la cantidad de 4.000€.

Responsabilidad civil
Por supuesto, al margen de coberturas excepcionales (como la analizada en el punto anterior), toda persona que sufra un accidente en el desempeño de sus funciones laborales tendrá derecho a percibir una indemnización que compense las lesiones sufridas y, en su caso, las secuelas que experimente.
Al existir en España un baremo legal que fija las indemnizaciones en caso de accidentes de tráfico, no es infrecuente acudir también a dicho baremo para calcular las derivadas de los accidentes de trabajo.
Habrá que valorar la gravedad de la lesión, el perjuicio laboral que haya causado, la existencia de secuelas, así como el grado en que éstas privan a la persona de realizar movimientos físicos que podía efectuar antes del accidente.

El papel del abogado
Ya sea a la hora de analizar qué clase de cobertura posee la empresa en caso de accidente o de calcular con qué cantidad deberá ser indemnizada una persona, el abogado en Murcia que se dedique a este tipo de casos estará preparado para atender todas sus solicitudes al respecto. Tenga en cuenta que él está habituado a tratar con mutuas, aseguradoras, abogados, juzgados, etc… Dejar un caso en sus manos será, normalmente, garantía de éxito.
Sin embargo, a veces se producen situaciones llamativas. Dada la cercanía entre la Comunidad Autónoma de Murcia y la de Valencia, es normal que existan empresas radicadas en ambas comunidades o ciudades. En consecuencia, personas que residan en uno u otro lugar pueden sufrir accidentes laborales en la comunidad vecina; no se preocupe, si decide contar con los servicios de un abogado de accidentes laborales en Valencia, aunque no resida allí, él también estará capacitado para defender sus intereses.


Puede que sólo tenga que analizar, comparativamente, el régimen de tributación de las indemnizaciones derivadas de los accidentes, para comprobar si difieren de una región a otra.
*Este artículo, no ha sido redactado por el propietario del blog, sino por terceros colaboradores que son los autores del mismo. El titular del blog, únicamente ha publicado el artículo en esta plataforma.
Abogados TOP 10 en España